¿Qué es la arquitectura de la información?

Navegación de la web de linkedin

La arquitectura de la información es el proceso en el que tomamos diferentes partes de algo y lo hacemos entendible. Varios ejemplos de arquitectura de la información sería la distribución alfabética usada en los diccionarios, la secciones, etiquetas y nombres de los platos de una menú de restaurante, las señales que nos podemos encontrar en un aeropuerto, etc…


Nos basamos en la arquitectura de la información para ayudarnos a dar sentido a lo que nos rodea. Comenzamos a aprender sobre arquitectura de la información desde que somos pequeños, numeración de las páginas de un libro, el orden alfabético, índices, etc. Esta ahí mucho antes de los ordenadores y la era de la informática, y hoy en día la tecnología sigue haciéndonos cambiar la forma en la que hacemos las cosas.

Con la arquitectura de la información lo que hacemos es determinar las estructuras que necesitamos para poder comunicar la información. Todo lo que está a nuestro alrededor fue desarrollado por otros arquitectos, es decir, personas, que quieran o no delegaron tareas a los ordenadores.

El conocimiento es complejo, y muchas veces otras personas pueden tener una interpretación distinta de lo que hacemos. Esto puede crear una confusión. Cuando esto ocurre tenemos que plantearnos unas preguntas sobre lo que pensamos y sabemos.

Información, usuarios y stakeholders

La información no son datos o contenido. Los datos pueden ser observaciones, hechos, preguntas. El contenido puede ser galletas, palabras, imágenes. Por ejemplo, podemos ir a un supermercado, y en un estante tenemos tres etiquetas de productos, uno de mermelada, otro de mantequilla, y de miel, pero uno de los tres productos no se encuentra en la estantería en ese momento. Unos pueden pensar que el producto está agotado, otros que es muy popular. Las observaciones que cada persona hace serían los datos, y la estantería con los productos y las etiquetas el contenido en este caso.

La información se estructura para satisfacer diferentes necesidades, por ejemplo, podemos ver un anuncio de una pasta de dientes, y nos pueden decir: 3 de cada 5 dentistas lo recomienda. Y la otra opción sería “recomendado por dentistas”. Las dos frases pueden decir la verdad, pero la intención de cada uno es distinta.

Los usuarios son complejos, y se les llama usuarios porque estamos asimilando que ellos usarán nuestra web, app, o cualquier cosa que estemos desarrollando y que interactuarán con ella. Cuando se trata de nuestro uso e interpretación de las cosas, las personas pueden ser complejas. Los stakeholders son personas que tienen interés en el trabajo o proyecto que estas llevando a cabo. Trabajar con ellos puede ser complicado ya que ellos ven el mundo de una forma diferente al que lo vemos nosotros.

En conclusión, la finalidad de la arquitectura de la información es hacer más fácil y entendible aquello que es complejo por cualquier persona. Si quieres profundizar más sobre arquitectura de la información te recomiendo el libro Information Architecture de O’Really.

Si te ha servido de ayuda para entender el concepto de Arquitectura de la Información ¡Comparte!

También te puede interesar

Profesional del sector turístico, y un verdadero apasionado por la comunicación y el marketing online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *